BlogCopywriting (o escribir en internet)

Bienvenidos a la República Independiente de mi página

Por 22 febrero, 2018 12 Comentarios

O cuando me atreví por primera vez a criticar la web de mi cliente, y me salió el tiro por la culata.

El que escribió ese eslogan le dio a Ikea uno de los momentos más gloriosos de su historia. De esto no cabe la menor duda.

Y es que nuestra web, es como nuestra casa, cada uno la tiene como quiere, pero lo que para mí puede ser un chiquero, para su dueño es el hogar de sus sueños.

Así que cuidado, mucho cuidado cuando tratéis con un cliente, porque si tenéis que aconsejarle sobre su página y ello significa tener que decirle que su web literalmente “no hay por donde cogerla”, mejor hagámoslo con mimo. Esto lo aprendí muy bien al trabajar con mis primeros clientes de copywriting.

La historia de mi casa

Cuando hice la obra de mi piso, me parecieron los seis meses más lentos y duros de toda mi vida. Nos tocó vivir en casa de mis suegros (creo que no tengo que hacer mas especificaciones al respecto ¬¬) y en la obra todo eran problemas, escombros, problemas, escombros… y así una y otra y otra vez.

Durante seis meses todo lo que hice día tras día era mantener discusiones. Un tira y afloja que por poco no acaba con mi paciencia, con mi salud mental y casi hasta con mi matrimonio.

La web de un cliente es como su casa…

Cuando me toca analizar por primera vez la web de un cliente, me viene a la mente éste momento. Trato de comprender que para ellos ha sido un trabajo laborioso y muy duro, e intento ponerme en su lugar (no todo el mundo tiene porque saber de diseño, de textos…) por algo nos piden nuestra ayuda, así que intento ser lo más suave y delicada posible con ellos.

Todavía recuerdo cuando, haciendo las practicas del curso de Javi Pastor “Adopta un copywriter”, se me ocurrió decirle a mi clienta de prueba en toda su jeta (sí, la estaba viendo en una entrevista en directo por skype) que la foto de su página de Sobre mí estaba pixelada, mal recortada, que no se veía un carajo, y que estaba mirando para Cuenca.

Fue un momento incomodo, no os lo voy a negar, pero la cara que puso me hizo pensar,ostras Noelia, ya la has cagado nada más empezar-. Suele ser algo que me ocurre bastante.

 Habla con tus clientes sin miedo, pero con empatía

“No le digas a nadie lo que no te gustaría que te dijeran a ti, o al menos, dilo con tacto”.

Le expliqué a mi clienta la importancia que tiene una buena fotografía en la página de ventas y en el sobre mí, algunos consejos para mejorar la resolución, poner una foto actual. Con un poquito de tacto lo fue comprendiendo, pero después de aquella primera impresión, tuve que sudar lo mío…

Así que sí, que aprendí de lo importante que es para nosotros que nos dedicamos a este tema, desarrollar y mucho el sentimiento de empatía.

Hay que ponerse en la piel y los sentimientos de la persona que nos está abriendo las puertas de su casa. Ellos creen que está bien, pero no saben porque no están consiguiendo los resultados que esperaban.

Hay que contarles que necesitan hacer algunas “reformas” que mejorarán el aspecto de su casa para que otros invitados quieran venir a pasar el rato, y si es posible que se lleven un regalito, pues mejor que mejor.

Conclusión 

Yo aprendí de estas experiencias que me ayudaron a comprender que en muchas ocasiones, hay que ponerse en la piel ajena antes de empezar a criticar como locos. Debemos tener cuidado, ya que podemos hacer daño, aunque esta no sea nuestra intención.

Generar confianza con tus clientes puede ser un factor que te lleve a tener muchos éxitos. Aplica estos consejos y evitarás pasar por más de un momento desagradable.

“Los modales hacen a la persona”. Mi abuela me enseñó la importancia de los buenos modales. Aunque a veces se me olvida 😛

¿Has tenido tu alguna experiencia donde te hayan puesto las orejas coloras? Seguro que sí. Cuéntamelo, me encantan las buenas historias, y si son divertidas, dos veces buenas.

Noelia Pacheco

Noelia Pacheco

Licenciada en publicidad y copywriter profesional, y mi MISIÓN es ayudarte a conectar con tus clientes de una manera única y personal, usando las palabras correctas para transmitir todo lo maravilloso que hay en ti. Tú eres la estrella, juntos vamos a escribir tu historia.

12 Comentarios

  • Milena Wetto dice:

    Excelente post. Empatía, de eso se trata todo. Para conectar con nuestro cliente, para entender lo que necesita el cliente de nuestro cliente, para escribir, en resumidas, es necesaria la empatía y si viene con un poco de tacto, ¡mejor que mejor!
    Gracias Noelita y Patri, por este post tan divertido 🙂

    • Patricia Suárez dice:

      ¡Gracias a ti por pasarte y comentar, Milena!

      Nuestra Noelia tiene empatía y el talento necesario para escribir un post tan cierto y hacerlo divertido 🙂

  • Diego Artola dice:

    Sí para gestionar clientes necesitas mano izquierda, mucha diplomacia. Tienes que hacer pedagogía.

    Y además, algunos clientes te llevan al límite. Todavía me acuerdo de una que era dejada y puntillosa al mismo tiempo, aunque parezca imposible. Y era dejada en las cosas importante y puntillosa en las chorradas.

    Todavía me acuerdo con su foto horrible y su pose de moderna de hace 30 años, con el pelo pinchillo y rubio teñido, cómo se llevaba en la Bola de cristal. Vamos que eres moderna de los tiempos en que empezaba Alaska pero ya ha llovido un poquito.

    Y esa imagen cuando iba de coach para emprendedores…Y ya veterana. Vamos que una primera impresión de vértigo chungo. Así que seguirá vendiendo como ha hecho siempre, fuera de su web.

    Si no hay colaboración y química es difícil que salga un buen trabajo.

    Buen posts a las dos 😉

    • Jajaja la verdad es que ahora leyéndolo me estaba acordando de la pobre…

      Esta clienta era buena, pero pequé de novata y no pensé que lo que le estaba diciendo le iba a sentar tan mal… Me pasó mas o menos lo mismo, ella encantada con su foto y voy yo y le digo que es lo peor… Pobrecita.

      Pero me sirvió para aprender que hay que pensar dos veces antes de abrir la boca buzón. He tenido suerte, la verdad es que hasta ahora, los clientes que me han tocado, aunque han sido poquitos, han sido un amor.

      Gracias por vuestros comentarios chicos 🙂

  • Virginia Olmo dice:

    Fantástico post, jajaja, buenísimo Noelia. Creo que lo mejor de todo es que hablando de empatía consigues que los lectores empaticemos con cada una de tus palabras. ¡Está muy bien contado! ¡Un beso enorme!

  • Me encanta Noe! Coincido contigo en que la empatía es un valor fundamental en todos los prestadores de servicios y más en nosotros como Copys.
    La verdad es que para un cliente su web es como un hijo, además les ha costado tiempo, dinero y mucho trabajo.

    Aunque a veces los resultados den mucho qué desear. Pero si nos contratan es porque están conscientes de que “algo” no está funcionando y desean hacer cambios. Por otro lado hay quienes soportan mejor la franqueza que otros. 🙂

    El punto es detectarlo…;)

    Saludos Noe y gracias por el post!

  • kiko dice:

    Vaya, estoy de acuerdo al 100×100. El post es muy bonito y sencillo.

    Es más, ha sido como una señal porque yo soy muy pardo empáticamente hablando.

    Peco de ultra-gilipollas con más frecuencia de la que me gustaría.

    Muchas gracias, Noelia.

    Un abrazo!

  • Elena Vispo dice:

    Cada vez tengo más claro que la empatía es una palabra mágica, no solo en el copy sino en la vida, así con mayúsculas y como concepto general. Cuántos problemas se solucionarían solo con eso…
    ¡Gracias por compartir tu experiencia, Noelia! (Y encima en el súper blog de Patricia, que siempre es un lujo 😉 )

  • Almudena dice:

    Genial Noelia!! Me ha encantado!, sencillo y directo. Estoy totalmente de acuerdo contigo. La empatía es muy importante y más al tratar con los clientes.

  • Noelia dice:

    Gracias chicos por todos estos comentarios. A veces las cosas más sencillas son las más importantea y sin querer las pasamos por alto. Siempre fui un poco “boca buzón” y esto me ha llevado más de una vez a pasar un poco de vergüenza… Pero bueno al final son anécdotas con las que aprendes muchas cosas buenas. Un abrazo a todos y buen fin de semana!

  • Elena Tur dice:

    jajajaj Me ha encantado el post Noelia!!!
    A veces también me pasa como a ti (hace poco me pasó algo parecido con una clienta ??)
    Pero de los errores se aprende jajja y como dices, la empatía es muy importante en nuestro trabajo como copys, tenemos que ponernos en la piel de nuestro cliente ( a veces solo con hablar con él a través de una pantalla)

    Saludos~~

Deja un comentario